DOLOR UNIVERSAL
Salvaje

Los sucesos del mundo ponen la atmósfera a la temperatura perfecta para esta sensación que algunas veces se parece a la impotencia, otras veces simplemente a la desilusión. Somos la única fuente verdadera del malestar universal, somos los granos de arena detestables del mar cósmico, las ovejas negras de la gran familia estelar, pero aun que los agujeros negros. Eso nos da el derecho no solo a remilgar de todo sino también a ser remilgados, a dudar de nuestra propia existencia y de la validez de nuestra especie como un producto confiable en el supermercado de mutaciones cromosómicas. Nos da el derecho sagrado a desconfiar y a poner en riesgo todo lo que hemos construido.

Esta publicación es una invitación a exaltar el malestar del mundo, a la protesta arrítmica y desentonada, alejada a millones de años luz de cualquier bosquejo de revolución, porque hasta la revolución misma produce una gran apatía. Es un llamado a apropiarse de esta selección de textos y utilizarlos en las calles, en las paredes, o donde valga la pena gastarse un poco de tiempo para propagarlos, ponerlos a circular, dejárselos a su vecino insípido por debajo de la puerta, quemarlos, leérselos al psicópata de su jefe, o simplemente dejarlos en un cajón para que en algunos años, cuando los pajaritos canten, se acuerden de qué hubo una época en que había un dolor que nos recorría el alma como un fantasma, que nos hacía suspirar y mirar cada partícula de polvo cósmico tratando de entender algo.

8 carteles 
medida
Impresos con tipos móviles de madera en Relámpago
2019

$80.000